Entre los heridos internos dentro del oficialismo, tras el cierre de listas, sorprendió la situación de Daniel Lipovetzky. Se trata de un histórico militante del PRO que supo ser subsecretario de Derechos Humanos de Mauricio Macri cuando era jefe de Gobierno y más tarde Legislador en la Ciudad para coronar con una diputación nacional en 2015.

Tuvo alta exposición en el debate por el aborto legal que apoyó con fuerte convicción. Ha tenido en estos últimos cuatro años una alta exposición mediática en defensa de las políticas del gobierno, sin embargo quedó sin chances para renovar su banca en el Congreso Nacional. Se lo ubicó como tercero en una lista en Séptima Sección Electoral, donde se eligen seis diputados provinciales. “Tenía expectativas de renovar la banca” comentó en una nota realizada en FM Futurock en las últimas horas donde comentó que se siente “desilusionado y dolido”.