La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó este domingo que las ventas minoristas en los comercios de venta al público retrocedieron en abril un 13,4% respecto de igual mes de 2018 cumpliendo 16 meses consecutivos en baja, mientras que las operaciones por internet crecieron 0,3% en similar período.

Las ventas en locales al público declinaron 15% anual con bajas fuertes en todos los rubros relevados. En la modalidad online no tuvieron el empuje de otros meses y las ventas subieron sólo 0,3%, con cuatro ramos en alza, dos sin cambios y seis en descenso. Las tarjetas recargadas y la necesidad de bajar los niveles de endeudamiento de las familias repercutieron en la venta online particularmente, que es muy dependiente de ese medio de pago. Las ventas en Abril se mantuvieron muy quietas, incluso las ofertas agresivas tuvieron poco atractivo. Hubo muchos comercios liquidando mercadería al costo, con descuentos de hasta 60% que absorbieron completamente los empresarios frente a las urgencias de liquidez. Pero los compradores no aparecieron. El 76,3% de los comercios consultados tuvieron declives anuales en sus ventas, y sólo el 14,2% se mantuvo en alza. Las subas en los alquileres está siendo un factor de presión sobre los costos de los comercios. Los más afectados buscaron zonas más económicas o locales más pequeños para mover sus negocios y achicar costos. Las caídas anuales más profundas se registraron en Calzado y marroquinería (-22,2%), Joyerías, relojerías y bijouterie (-16,7%), Bazares y regalos (-16,9%) y Electrodomésticos, Electrónicos, Computación, y Celulares (-15,6%). La contracara de la disminución en este último rubro fue el incremento en la demanda de reparaciones.