Alberto Fernández anunció que las tarifas de los servicios públicos no sufrirán aumentos al menos hasta el 30 de junio. Mientras tanto se analizarán las políticas para el sector y el nuevo esquema tarifario que no estará atado a la cotización del dólar, tal como prometió en la campaña electoral. “Las tarifas no se van a aumentar y vamos a terminar con la dolarización”, comentó el presidente en una entrevista televisiva.

Explayándose sobre el tema Fernández argumento que el sentido de las tarifas “deben servir al modelo productivo. Este sistema le sirve a los que producen energía, pero no a los otros, no al resto de la Argentina. No tengo interés en discutir lo que han ganado las empresas, ahora necesito que ayuden”. El primer mandatario también anunció que la alícuota de Bienes Personales tendrá un aumento y confirmó el bono para jubilados y destinatarios de Asignación Universal por Hijo.