La red de espionaje ilegal montada durante el gobierno de Mauricio Macri se va visibilizando cada vez más gracias a la acumulación de denuncias que se suman con el correr de las horas, alimentando las causas judiciales que están en curso en juzgados federales.

El abogado de la vicepresidenta Cristina Fernández, Carlos Beraldi, aportó información al juzgado federal de Lomas de Zamora, a cargo de Federico Villena, solicitando se investigue sobre la presencia en la Casa Rosada de varios de los agentes de la AFI que están imputados en la investigación por espionaje que se lleva adelante en ese juzgado. El dato no es menor ya que demostraría que estos agentes reportaban información a presidencia sobre las actividades de infinidad de dirigentes opositores e inclusive del propio espacio político de Mauricio Macri.

Beraldi señala que, según registros que son públicos, agentes investigados por el juez Villenas, tienen registrados ingresos a la Casa Rosada para entrevistarse con una encargada de Documentación Presidencial de la gestión anterior, Susana Martinengo, cuyo despacho estaba a 50 metros de la oficina de Mauricio Macri. Se trata de los agentes Araque, Sáez y Facundo Melo,

Beraldi asegura que estos agentes no son los únicos que reportaban directamente a presidencia y señala que le solicita al juez corrobore formalmente esta información que está en los registros públicos.

En el juzgado de Villena ya se presentaron y serán querellantes la ex presidenta Cristina Fernández y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Información no oficial afirma que en los próximo días también se presentaría como querellante la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.