El Gobierno de la provincia de Buenos Aires dispuso una serie de medidas para contener el incremento de contagios de coronavirus, que incluyen la suspensión de las actividades entre la 1 y las 6 de la mañana en 118 de los 135 municipios que se encuentran en fase 3 y 4 del territorio bonaerense, y la aplicación de multas de hasta tres millones de pesos para los organizadores y asistentes a fiestas clandestinas.

Según se anunció en un comunicado, en los municipios que se encuentren en fases 3 y 4 del distanciamiento social «se suspenderá entre las 1 y las 6 la actividad comercial, artística, deportiva, cultural, social y recreativa», con excepción de «las actividades productivas manufactureras, agropecuarias y todas aquellas definidas como esenciales».

Las nuevas medidas entrarán en vigencia a partir del lunes en función de la tasa de incidencia de casos activos de Covid-19 que se registren en los distritos. El martes se actualizarán las disposiciones en base a la nueva situación epidemiológica y sanitaria de la provincia..