Las reservas del Banco Central siguen cayendo con el correr de los días profundizando la tendencia de los ahorristas a retirar sus fondos de los bancos. Están por encima de los 52 mil millones de dólares después de la salida de 995 millones de ayer. El gobierno envía mensajes que buscan reforzar confiabilidad para evitar que los ahorristas continúen retirando fondos de los bancos. Algunas estimaciones de especialistas señalan que los plazos fijos en pesos serían de 800 mil millones de pesos (equivalente a u$s13.400 millones). El retiro de las colocaciones en bancos es una de las principales causas en la caída de las reservas. El 70% de los plazos fijos están en manos de personas físicas, el resto corresponde a empresas. Desde el 12 de agosto, día después de las primarias, los ahorristas no renovaron el equivalente de 3 mil millones de dólares.