Representantes de empresas PYME que operan en la ciudad de Buenos Aires, realizaron este lunes una presentación en la Legislatura Porteña buscando se declare la emergencia económica para este sector que aglutina 100 mil empresas. Leo Bilanki,  presidente de ENAC (Empresarios Nacionales), asegura que al menos la mitad de estas PYME (con hasta 50 empleados) estarán en situación límite en el segundo semestre del año estimando para ese período una país en recesión.

Mientras ingresaba por mesa de entrada el proyecto Bilanki le explicó a CP que buscan se tomen medidas para un sector que tiene 4 millones de empleados registrados en las pequeñas y medianas empresas que funcionan en la Ciudad de Buenos Aires “Nosotros no queremos que esa recesión se transforme en despidos. Estamos advirtiendo y adelantándonos para que esa situación la podamos resolver los porteños manteniendo las fuentes de ingresos. Lo que pedimos es la reducción al 1% de ingresos brutos para las micro y pequeñas empresas, no para todas; queremos que el Banco Ciudad intervenga, bajando la tasa de interés en el descuento de cheques, y en un programa de cuotas sin interés para productos realizados en la ciudad. Son algunas medidas que pedimos para pasar los próximos seis meses que serán durísimos.”