Las chances de Agustín Pichot para alcanzar la presidencia de la World Rugby, desplazando al inglés y actual titular Bill Beaumont, están intactas. El poroteo previo a tres días de la votación, entrega un cuadro de gran paridad con ambos candidatos con chances de alcanzar los 26 votos que le permitirían ganar la elección. A la hora de sufragar la World Rugby está lejos de mostrar un sistema de representatividad democrático. Son 51 los votos que se emitirán, pero algunas naciones tienen el privilegio de tener 3 votos. Son aquellas que conforman el Seis Naciones y quienes integran la SANZAAR. Las primeras, Inglaterra, Gales, Escocia, Italia, Irlanda y Francia, apoyan a Bill Beaumont (18 votos). En tanto que las segundas, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Australia y Argentina, se inclinan por Pichot (12 votos). Visto así se puede definir como una confrontación Norte – Sur. Pues es mucho más que eso.

Pichot, que actualmente ejerce la vicepresidencia de la WR, plantea romper con un esquema de dominación histórica que distribuye mal los recursos que genera el rugby, en detrimento de las naciones más postergadas. Cuestiona que exista un torneo como el Seis Naciones en versión A y B, sin descensos y ascensos, castigando a las naciones europeas que están en el segundo escalón del histórico torneo. “Seis Naciones sienten conmigo que estoy amenazando su producto, no lo estoy haciendo. Digo que tienen que ser más iguales y más generosos”, declaró hace pocas horas el ex capitán de Los Pumas. Fue más incisivo aún al señalar que también es necesario modificar esa distribución de poder a través de votos que discriminan a algunos países. “Hablamos de valores, pero ¿por qué tenemos 30 de los 51 votos divididos entre 10 naciones? Esa no es la democracia del siglo XXI”, agregó desnudando una injusticia digna del medioevo que aún predomina en la poderosa estructura del rugby mundial.

Pichot también tendrá los votos dobles de las asociaciones continentales de Oceanía, Sudamérica, África, Asia y Oceanía (10 votos en total), en tanto que su contrincante solo recogerá la voluntad de Europa (2). Con esta distribución de voluntades está quedando una ventaja 22-20 en favor de Pichot. Faltan agregar las naciones con derecho voto. Se inclinarán para el argentino, Uruguay y Georgia; por el inglés lo harán Canadá y Japón (voto vale doble). Quedaría un parcial 24-23 a favor de Pichot, con la indecisión aún de Estados Unidos (este viernes lo define su consejo), Samoa, Rumania y Fiji.

Una mirada rápida por cada una de estas naciones muestra que, Pichot estuvo en la intervención que ordenó la WR en la Unión de Estados Unidos. Fue después de manejos irregulares de dinero en la organización del mundial de seven realizado en ese país, que dejó dudosas pérdidas. Veremos si desde el norte agradecen o no el paso del argentino por su institución. Samoa, Rumania y Fiji son uniones que se beneficiarían con los planteos que está haciendo el argentino. Los isleños del Pacífico sur sufren la pérdida constante de sus mejores jugadores que son cooptados para cambiar su nacionalidad y jugar en selecciones europeas e inclusive en Nueva Zelanda, Australia o Sudáfrica. Los rumanos, por su parte, juegan el Seis Naciones B, un torneo que Pichot propone premie con un ascenso al ganador. Quedaron envueltos en la indecisión después de amagar un primer apoyo a Beaumont por gestión de quien va como su vice, Bernard Laporte. El francés ahora señaló que acepta ser el vice de quien gane, algo que Pichot aprobó.

Fiji, además, sufrió en los últimos días una situación muy particular. El presidente de su Federación, Francis Kean, cuñado del presidente de este país, quedó envuelto una gravísima acusación por homicidio y terminó corriéndose de la representación del rugby de su país ante la WR. Kean, de buena relación con Laporte, había manifestado su apoyo para la reelección de Beaumont. Su reemplazante no estaría en la misma línea.

La semana próxima se conocerá el resultado del escrutinio. El domingo se realizará la votación. Los representantes de los distintos países y asociaciones continentales que tienen derecho a voto, completarán un formulario que enviarán por correo electrónico a una consultora encargada del escrutinio. Dos días después, el resultado llegará a la World Rugby que lo dará a conocer el 12 de mayo, aunque se descarta que el mismo se filtrará. Podría conocerse entre jueves y viernes próximo.