El Fiscal General de San Isidro John Broyad informó aseguró que la autopsia practicada al cuerpo de Maradona determinó que su fallecimiento se produjo como consecuencia de un «edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada». Sucedió cuando se hallaba recostado sobre su cama en una habitación de la planta baja de la casa que alquilaba en el barrio privado San Andrés, del complejo Villanueva, en Tigre. El fiscal también destacó que en momentos de su muerte el astro del fútbol estaba acompañado por su sobrino, por un asistente y por una médica psiquiatra, entre otros y ratificó que no se advirtió “ningún signo de criminalidad o violencia”.