Las agencias de juego de la provincia de Buenos Aires le habían solicitado al gobernador Kicillof la vuelta al trabajo tras el paréntesis obligado por el aislamiento obligatorio. Desde el poder ejecutivo provincial, a través del Instituto de Loterías y Casinos se habilitó la tarea en un primer momento, pero más tarde se dio marcha atrás suspendiendo esa determinación.

“En relación con la apertura de las agencias de juego, y luego de realizar las consultas del caso con intendentes municipales, por razones sanitarias y operativas, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires ha decidido postergar su apertura hasta nuevo aviso”, afirma el comunicado del Instituto dio cuenta que, la suspensión es hasta nuevo aviso, aclarando que hubo consultas con los intendentes de los distintos municipios bonaerenses.