Una reunión conjunta de diputados de la Legislatura Porteña, que reunió a las comisiones de Planeamiento Urbano y Junta de Ética, Acuerdos y Organismos de Control, tuvo un fuerte cruce respecto de un proyecto del Bloque Juntos por el Cambio que pretende consolidar una nueva conformación del Consejo del Plan Urbano Ambiental (COPUA) sin incorporar ningún miembro de la principal fuerza de oposición.

Se trata de un área muy delicada donde se entrecruzan intereses muy movilizantes. El COPUA es responsable de estudiar y autorizar los proyectos inmobiliarios que tiene la ciudad. “Se plantea como un gobierno del diálogo y el consenso, decide dejar sin representación a 700 mil vecinos y avanzar sin oposición en los proyectos inmobiliarios. Sobran antecedentes sobre las prioridades y criterios inmobiliarios de Larreta”, argumento el inquieto legislador peronista, Javier Andrade. En tanto, su par de bancada Matías Barroetaveña expresó que «es la primera vez que en un organismo de integración plural se excluye abiertamente a una segunda minoría»; y agregó que «esto es un avance contra la convivencia democrática y confirma que el interés del oficialismo es avanzar con proyectos inmobiliarios sin ningún tipo de control ciudadano«.

De acuerdo a la ley 71 que le da marco al COPUA se señala que debe ser integrada con nueve técnicos a propuesta del Ejecutivo más representantes de la Legislatura. Desde la bancada peronista se resaltó que «de todos los candidatos no hay ninguno que haya sido propuesto por el Frente de Todos quienes sacamos el 35% de los votos en la Ciudad y hoy somos 17 legisladores dentro de esta Casa”.

«Excluir un bloque de 17 diputados y diputadas de la participación de un órgano plural no es únicamente un intento de acallar a la principal fuerza de oposición sino que implica soslayar la voluntad de cientos de miles de porteños y porteñas que se expresan con su voto», manifestó Barroetaveña.

En defensa del proyecto oficial el titular del bloque Vamos Juntos, Diego García Vilas, precisó que la ley no habla de la proporcionalidad en la conformación del COPUA y señaló que «hay representantes de otras fuerzas políticas como Consenso Federal, GEN, UCR-Evolución y de Confianza Pública» (estos dos últimos bloques forman parte de la alianza oficialista). Por su parte el vicepresidente primero de la Legislatura, Agustín Forchieri (VJ), defendió el mismo concepto señalando que “la ley es clara y no habla de mayorías, tampoco lo habla en el Banco Ciudad y ahí si el FdT tiene una representación y no establece ninguna mayoría, se requiere de acuerdos políticos y en este caso hay representación de varios bloques”.