El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires afirmó este sábado que la Ciudad «es querellante en la denuncia penal y civil contra el joven con el virus que viajó en Buquebus desde Montevideo a Buenos Aires y obligó a las autoridades a aislar en hoteles porteños por precaución a los 400 pasajeros y tripulantes del barco al llegar al puerto de la Ciudad”. El joven de 22 años que viajaba en el barco regresaba de Europa y, pese a tener síntomas compatibles con el coronavirus se embarcó. Una vez navegando le informó de esta situación al Capitán de la nave. La mayor parte de los pasajeros fueron trasladados al Hotel Panamericano, nueve fueron derivados a distintos nosocomios para chequeos más excautivos. En cuanto al muchacho que provocó esta situación se encuentra internado en el Sanatorio Agote.

Sobre el costo económico que está teniendo esta situación Larreta señaló que «la Procuración de la Ciudad está estimando el gasto que le significó a los vecinos», agregando «nos toca ser inflexibles con quienes incumplen las normas. Apelamos a la solidaridad, al compañerismo. Agradecemos a los vecinos, a trabajadores de la salud, de la educación, al periodismo, a las fuerzas de seguridad y rubros esenciales para el abastecimiento».