Horacio Rodríguez Larreta empatizó con la postura de las tres empresas rebeldes a aceptar el congelamiento de precios por 90 días para algunos de sus productos, tal como dispuso la Secretaría de Comercio que conduce Roberto Feletti. “En Argentina ya se ha demostrado una y mil veces que los controles de precios de forma compulsiva no han funcionado nunca”, señaló el Jefe de Gobierno porteño en radio La Red, para agregar a continuación una frase en la que describe un delito sin criticarlo, más bien parece justificarlo: “ya sabemos como termina, desaparecen los productos de las góndolas, desabastecimiento, se cambian las etiquetas de los productos”.

Una opinión similar a la de Larreta tuvo el ex ministro de economía, Domingo Cavallo. El autor del corralito financiero también señaló que los controles de precio nunca funcionaron.