El gobierno porteño anunció este miércoles un plan de emergencia económica que representa un ajuste mayor en el manejo de sus recursos económicos. Se trata de un proyecto de ley que ha sido enviado a la Legislatura Porteña para su rápido tratamiento. Entre otras medidas establece suspender los «gastos que no sean indispensables» del Estado de la ciudad de Buenos Aires para afrontar la pandemia del coronavirus. El Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta explicó que el Plan tiene tres ejes: “La gestión de los recursos presupuestarios, para reasignarlos a las áreas críticas; gestión del financiamiento, para contar con los recursos necesarios pese a la baja en la recaudación y gestión de los recursos humanos, para cuidar a nuestros empleados».

El ministro de Hacienda porteño, Martín Mura, dejó saber que la administración tendrá «un bache en la recaudación y es por eso que elaboramos medidas especiales». El plan establece un fuerte ajuste puertas adentro, ya que establece el congelamiento de ingresos a la planta del gobierno porteño, suspende los aumentos de los empleados y dispone «el aporte voluntario» del 25% de los salarios por tres meses de los funcionarios de mayor jerarquía.

La Legislatura deberá ahora poner en marcha los mecanismos para sancionar el proyecto de ley que está enviado por el Ejecutivo buscando redirigir fondos a las áreas de Salud y de Desarrollo Humano.