El flamante Ministro de Hacienda Hernán Lacunza, acompañado por el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se reunió con los representantes del FMI que llegaron este sábado al país para lo que representa la quinta revisión del acuerdo suscripto entre las autoridades argentinas y el organismo financiero internacional que incluyo un préstamo stand by que engrosó notablemente el endeudamiento nacional. La situación económica y financiera argentina es muy complicada, las reservas del Banco Central cayeron 7780 millones de dólares en las últimas dos semanas para alcanzar los 58.259 millones de dólares. En declaraciones periodísticas Lacunza precisó que los encuentros con los representantes del organismo no constituyen la misión de supervisión formal necesaria para habilitar el desembolso del siguiente tramo del crédito por unos 5400 millones de dólares, asegurando que no hay riesgo de default.