Tal como era de esperar, dada la precariedad que abraza al mundo frente al Covid 19, la World Rugby tomó la decisión más sensata, suspender la próxima ventana internacional. «El programa de internacionales programado dentro de la ventana de julio de 2020 se ha pospuesto debido a las directivas COVID-19 del gobierno y la agencia de salud en curso”, señala el comunicado emitido por la entidad.

“Las restricciones de viaje y cuarentena extendidas que se aplican a numerosos países, y las preocupaciones sobre el tiempo adecuado de preparación del jugador, significan que cualquier tipo de competencia internacional de rugby internacional no puede realizarse en julio”, destaca la nota justificando su decisión. Los Pumas iban a jugar ante Francia el 4 y el 11 de julio, y el 18 lo iba a ser ante Italia.