Un dato, mencionado al pasar por el presidente Alberto Fernández en el anuncio de este viernes relacionado al nuevo período del aislamiento, que la vacuna podría estar a disposición de los argentinos en el primer y trimestre del año próximo.

Esto significa que adelanta los tiempos que mencionó el propio Fernández a mitad de semana cuando dio a conocer el acuerdo argentino para producir la vacuna que fue desarrollada en la universidad de Oxford. En esa oportunidad el presidente señaló que el compromiso del laboratorio, que pondrá en producción esta vacuna para toda latinoamérica, era que estaría lista para el primer semestre del 2021, con la posibilidad de tenerla tres meses antes para los argentinos, es decir marzo.

Ahora, el presidente coloca esa posibilidad con chances de estar en enero o febrero. Por encima de las fechas lo importante, como señaló el gobernador Kicillof, es que saber que existe una vacuna que podrá utilizarse en poco tiempo más, le pone fecha de vencimiento a la angustia social que  nos invade desde marzo cuando comenzó la cuarentena en nuestro país.