Una verdadera catarata de críticas llueve sobre la actitud policial y su forma inoperante de custodiar el micro de Boca. El secretario de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, admitió una «falla» en el operativo que causó la agresión al micro.

“El operativo policial: pésimo , amateur y una invitación a lo qué pasó. Mafias, dirigencias y barras sin control en un país cada vez más violento. El Estado: sin respuestas”, declaró el diputado socialista porteño Roy Cortina. Por su parte la legisladora del bloque Unidad Ciudadana, Victoria Montenegro, tuiteó “Cambien a los ministros de seguridad para mañana”. Más irónico fue Leandro Santoro: “Si los corrieron 60 barras de All Boys ¿A quien se le ocurre que están capacitados para organizar 60.000 personas en la cancha de River?” El diputado nacional Leopoldo Moreau fue más reflexivo al señalar “Mas allá de la inoperancia del gobierno que tiene que hacerse cargo habría que suspender el partido porque cualquiera sea el resultado la brecha deportiva va a crecer. Nadie va a quedar conforme”. La diputada radical Paría Patricia Vischi hizo foco en un video que se viralizó mostrando a una mujer cargando con bengalas la cintura de su pequeña hija “Todos debemos cuidar a los niños y niñas. Entre los lamentales acontecimientos previos a un partido que debe ser una fiesta del deporte, se entremezclan imágenes de una mamá que le pone a su hija bengalas, con el peligro que representa”. El Presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, destacó que le llamó la atención lo mal custodiado que estuvo el micro. “Nosotros pagamos la seguridad y pedimos que eso exista. Habría que evitar que no haya gente por donde transita el micro”.