Los efectos de la pandemia, además de miles de personas muertas en todo el mundo, también está llevando a la quiebra a varias grandes empresas. Este martes la compañía aérea LATAM, la más grande de América Latina, pidió acogerse a la ley de bancarrota en EEUU. Incluye a las filiales en Chile, Perú, Ecuador y Colombia.

Se trata de la aérea más grande de América Latina, que, debido a la drástica caída de la actividad causada por la pandemia quedó en bancarrota. «El 26 de mayo de 2020, LATAM Airlines Group se presentó para reorganizarse bajo la protección del Capítulo 11» de la ley de quiebras de Estados Unidos, indicó el comunicado de Latam. LATAM volaba a 145 destinos en 26 países y efectuaba alrededor de 1.400 vuelos diarios.

La compañía aérea siguió los pasos de otras empresas que tocaron fondo con la crisis sanitaria que trajo el coronavirus. El gigante del alquiler de coches Hertz tuvo un destino similar. Con algo más de un siglo de vida ha declarado su bancarrota en Estados Unidos. Por ahora mantendrá en Europa su actividad Con pérdidas de 356 millones de dólares, según sus últimas cuentas anuales, y deudas de 19 millones de dólares la situación de Hertz no tenía muchas opciones de salida.