Sorpresivamente la oposición no acompañó el tratamiento en el Senado Nacional del proyecto para la nueva Ley de Alquileres. Al ser presentado sobre tablas necesitaba los dos tercios para pasar el tamiz parlamentario porcentaje que no alcanzó (48 votos). Obtuvo 42 voluntades en la sesión virtual.

«Hoy muchos argentinos están esperando que se sancione la Ley De Alquileres. Me avergüenza tener colegas que, por el solo hecho de oponerse, le niegan derechos a todos los argentinos», señaló de manera enfática la senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti.

El proyecto fue aprobado a fines del año pasado por la Cámara de Diputados. En las negociaciones previas se había logrado consenso para convertirlo en ley en la sesión de este jueves. Varios de los legisladores no oficialistas afirmaron que no había acuerdo para tratarlo. La principal modificación de esta ley consiste en la reforma del Código Civil y Comercial para extender los contratos, de dos a tres años, y establecer un nuevo mecanismo de actualización anual – en lugar de ser semestral-, que se calculará en base al aumento de la inflación y el salario.