Teniendo en cuenta las restricciones preventivas impuestas para evitar aglomeraciones para evitar la expansión del coronavirus, los organismos de derechos humanos analizan suspender las movilizaciones previstas para el 24 de marzo en el Día de la Memoria. Aunque faltan aún dos semanas desde distintos despachos oficiales están sugiriendo que el acto no se realice evaluando que el país estará bajo norma de máxima restricción durante al menos dos meses.

La Asociación Madres de Plaza de Mayo ya adelantó que no participará de la marcha y pidió que sea suspendida. Este viernes otros organismos como Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora e HIJOS, podrían adelantar una determinación similar.