Los manifestantes opositores que se reunieron este sábado en Plaza de Mayo convocados por la dirigencia de Juntos Por el Cambio, colocaron una serie de bosas negras mortuorias con la figura humana frente a la Casa Rosada. El espeluznante mensaje amenazante llevaba cada uno el nombre de diferentes funcionarios y dirigentes de distintos organismos. Entre ellos el de Estela De Carlotto, el hijo de Moyano y los pibes de la Cámpora como testimonia la foto que acompaña la nota.

Las movilizaciones realizadas en distintas ciudades del país si bien no fue muy convocante si lo fue con consigna de mucho odio y violencia.