La sesión ordinaria en la Legislatura Porteña concluyó en forma abrupta con el retiro de los diputados del Frente de Todos después que el interbloque oficialista se negara a aceptar una declaración de repudio contra el estado de rebeldía que planteó la policía bonaerense al plantarse con sus armas frente a la residencia presidencial.

Si bien se habilitó la tabla para el tratamiento del tema, ya que no estaba previsto en labor parlamentaria, sobre la marcha el diputado y ex ministro de seguridad de la ciudad Martín Ocampo (UCR-Evolución), sorprendió al pedir la modificación de un texto que no había sido consensuado con el autor del proyecto original, Juan Manuel Valdez (Frente de Todos). Ocampo leyó su propuesta ante la mirada de asombro de los diputados opositores.

«Nos está tomando el pelo» expresó María Rosa Muiños con tono enérgico y frunciendo el ceño refiriéndose a Ocampo.  Vía Zoom Valdez anunció que había retirado el proyecto, pero el Secretario parlamentario advirtió que no era posible, estaba en tratamiento y los diputados debían tomar una resolución. Una situación inédita, el menos en los últimos años, en la legislatura de la ciudad. Todo concluyó con la aprobación de un proyecto que no fue el original y la bancada opositora retirándose del recinto real y virtual.

La sesión había comenzado cinco horas antes cuando el oficialismo no logró reunir los dos tercios necesarios para avalar una tabla que proponía el rechazo al DNU presidencial anunciado este jueves por Alberto Fernández, por el cual se recuperó para el resto del país el uno por ciento que recibe, como parte de la coparticipación federal, la ciudad de Buenos Aires.  El diputado Diego Garcia Vila (Vamos Juntos) acompañado por Sergio Abrevaya (GEN) fueron los legisladores que presentaron la iniciativa que no logró los 40 votos necesarios para ser abordado en el recinto.

De todas formas, hubo expresiones que filtraron la negación a la tabla. Primero fue la diputada Cristina García (Vamos Juntos) quien señaló su rechazo al DNU presidencial, más tarde lo hizo Abrevaya ampliando con explicaciones históricas y Hernán Reyes (Coalición Cívica) que definió como “artera” la determinación del presidente Fernández. Señaló, “es muy grave quitarle 35 mil millones de pesos (en realidad son 41 mil) a la ciudad” y adelantó que el gobierno porteño llevará el caso a la justicia.

La diputada peronista Maria Rosa Muiños (Frente de Todos) respondió señalando que la coparticipación federal debe ser equitativa entre todas las regiones del país “confiamos en la solidaridad de todos los porteños”.

Entre los temas aprobados por los legisladores se destaca el proyecto de Ley para modificar el Código de Tránsito y Transporte, habilitando excepciones a la regla de antigüedad para vehículos destinados al transporte escolar; y la ratificación del Decreto de Necesidad y Urgencia por la pandemia.