Atento a que después del 10 de diciembre ya no tendrá cuarenta votos propios en el parlamento local, el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, envió a las apuradas para su aprobación en las sesiones finales de este año de la Legislatura, una serie de proyectos que necesitan los dos tercios de esa cámara para su aprobación. Entre ellos, se encuentran la venta de patrimonio de la ciudad y la rezonificación de parcelas para desarrollos inmobiliarios futuros.

Hace diez días Larreta envió una lista con 60 departamentos para que se apruebe su venta sin un destino claramente puntual que determine hacia donde irán los fondos que se recauden, salvo la difusa definición que señala que los mismos  serán destinados “al desarrollo de obras de infraestructura, salud, educación, seguridad, vivienda, transporte público, movilidad sustentable, ampliación de la red de subterráneos, proyectos de inversión y cultura, no pudiendo ser utilizados para el financiamiento de gastos corrientes”. Demasiado amplia la definición como para poder garantizar que la suculenta recaudación que generará la venta de esas unidades (en su mayor parte quedan en la ciudad por donaciones o herencias vacantes) no se escurra tapando baches económicos de la gestión.

Este jueves ingresó otro proyecto de ley para que se apruebe un convenio de la ciudad con una sociedad anónima denominada Ríos Vista, propietaria de un predio Manzana ubicado en Dársena Norte, sobre la calle Cecilia Grierson y Avenida Antártida Argentina. El convenio estipula un acuerdo por el cual se incorpora a este predio dentro de la categoría de “áreas especiales” del Código Urbanístico admitiendo la posibilidad de construir un edificio de “perímetro libre” que tendrá “facilidades para ascenso y descenso de pasajeros de automóviles y minibuses vinculados a la Estación fluvial” que ahí funciona en la actualidad (Buquebus). La propietaria de dicho predio podrá construir un hotel, con oficinas comerciales, Bancos, locales deportivos o “Servicios Terciarios para la Vivienda y sus Ocupante y Ocasionales para Empresas”. Como contraprestación la empresa se compromete a construir dos establecimientos educativos en una parcela ubicada el sur de la ciudad que comenzarán a construirse seis meses después de aprobarse el convenio y deberán estar finalizadas para el ciclo lectivo del 2021. El convenio estima una inversión, para la construcción de estos establecimientos, superior a los siete millones de dólares.

Ambas propuestas, tanto la venta de las propiedades como la rezonificación del predio de Dársena Norte, llegarán al recinto antes de concluir el período parlamentario de este año