Sobre un pedido de amparo del propietario de un geriátrico solicitando que el gobierno porteño aplique un protocolo y testeos inmediatos en su establecimiento, el titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario n.° 3 de la Ciudad de Buenos Aires, Pablo Mántaras,le informó este miércoles a las partes el objeto y el estado procesal de la acción de amparo.

Lo hizo a fin que, en un plazo común de diez (10) días, se presenten en la causa todas aquellas personas que pudiesen tener un interés en el resultado del litigio, siempre que sus presentaciones no constituyan una reiteración del planteo inicial.

La acción de amparo fue presentada el 19 de mayo por el señor Lucio Aníbal Paladino, en su carácter de único dueño del establecimiento geriátrico San Marino, ubicado en la calle Lamarca 4857 del barrio de Villa Devoto. Lo hizo en representación del colectivo de residentes y empleados de dicha institución, contra la omisión del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de dar respuesta a la denuncia de dos casos sospechosos de Covid-19 entre el personal trabajador del establecimiento geriátrico San Marino y a la falta de testeo de una trabajadora. Asimismo, solicitó que se ordenara la implementación de un protocolo urgente e inmediato de «testeos rápidos» semanales para la detección del Covid-19 de todos los «residentes» y empleados del establecimiento. Los testeos se hicieron en forma parcial el viernes pasado, tres días después de presentado el amparo judicial.