El dicho campero los melones se acomodan solos en el carro resalta con sabiduría como a poco de transitar cada uno va ocupando su lugar. En los tiempos políticos pre-electorales sucede algo similar.Tras la interna de la alianza Cambiemos del último domingo en La Pampa, ganada con llamativa ventaja por el radical Daniel Kroneberger, superando al representante del PRO, Carlos Mac Allister, se reacomodaron los interese de los mismos sectores en otras provincias.

El presidente del PRO en Santa Fe, Federico Angelini, se bajó de la candidatura a gobernador y selló un acuerdo con el radical José Corral (foto), para que éste quede como único candidato a gobernador de Cambiemos. El acuerdo establece que Angelini encabece la lista de candidatos a diputados nacionales en las parlamentarias que se realizarán en forma conjunta con las presidenciales el 27 de octubre.

En Córdoba no sucede lo mismo. La disputa radical en la provincia que le aseguró el triunfo a presidencial a Macri en el 2015, divide aguas. El actual intendente de la Ciudad de Córdoba, Ramón Mestre, buscará la gobernación dando un portazo a la sugerencia que le hacían desde la Casa Rosada de buscar la unidad con el diputado nacional Mario Negri. No hubo acuerdo y Mestre llevará como compañero de fórmula al intendente de Bell Ville, Carlos Briner. La fórmula enfrentará a Negri que tendrá como vice a Héctor Baldaci que, como integrante del PRO, representa los intereses centrales del oficialismo nacional. La interna, a través de las PASO, se realizará el 17 de marzo. El risueño Luis Juez, que ya se había bajado de la máxima candidatura, peleará por ser el intendente de la ciudad acompañando la fórmula bendecida desde Balcarce 50.