La Legislatura porteña aprobó un proyecto de ley impulsado por el Poder Ejecutivo que plantea barajar y dar de nuevo en relación al estacionamiento medido que rige en la ciudad desde 2011, pero nunca llegó a ser aplicado por su judicialización y la enorme oposición que recibió. No es para menos la norma votada nueve años atrás elevaba de 4 mil a 130 mil los espacios tarifados para poder estacionar. Abarcaba todos los barrios de la Ciudad obligando a los vecinos a tener que pagar prácticamente por estacionar frente a su casa. Ahora, el oficialismo dio marcha atrás con esa cantidad, aunque sigue siendo muy elevada. Refieren a 85 mil lugares con la novedad que se eliminan los parquímetros y máquinas expendedoras de tickets, para implementar el cobro mediante aplicaciones de celular o comercios adheridos.

El sistema de cobro estará controlado por el Estado porteño. Los legisladores también aprobaron llamar a licitación para el servicio de grúas, que en la actualidad está vencido desde hace dos décadas. Pese a eso sigue controlado por dos empresas.

A la hora de aprobar la nueva normativa solo levantaron sus manos quienes forman parte del oficialismo alcanzando 37 votos positivos suficientes para sortear con éxito su aprobación. 22 legisladores de la oposición votó en contra, en tanto que uno (Abrevaya del GEN) se abstuvo.