La utilización de la capacidad instalada en la industria argentina sigue siendo baja pese a un leve repunte en relación a 12 meses atrás. Según datos oficiales aportados por el INDEC bajó en agosto a 60,5%, desde el 63% de igual mes del año pasado.La merma estuvo relacionada con la caída de 6,4% que registró la actividad fabril entre agosto de este año e igual mes del año pasado. Analizado por rubro, en agosto último, quienes presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al promedio fueron las industrias metálicas básicas 81,8%; refinación del petróleo, 79,8%; papel y cartón, 73,4%; productos minerales no metálicos, 71,9%; productos del tabaco, 64,6%; y productos alimenticios y bebidas, 63,3%.