El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó este martes que en enero el sector manufacturero sólo trabajó al 56,2% de su capacidad instalada. Se trata de un nuevo nivel mínimo al que no se llegaba desde julio de 2002.

La industria automotriz que está sufriendo la suspensión de 9 mil trabajadores en estos días se encuentra entre las más bajas llegando a utilizar solo el 15,7% de su capacidad. La textil que sufre los embates cruzados de la escasa capacidad de compra de los argentinos más las importaciones, se encuentra en el 31,4%.