Durante los años de gestión presidencial de Mauricio Macri el FMI acordó un préstamo de 57 mil millones de dólares a nuestro país, de los cuales 45 mil millones se otorgaron en el último tramo de su administración como parte de una ayuda a la campaña electoral en busca de su reelección, contradiciendo lo que dicen sus propios estatutos (foto). Para tomar magnitud de lo que representan este monto el periodista Alfredo Zaiat dio a conocer este domingo en su columna en el diario Página 12 un dato asombrosamente revelador que demuestra lo brutal que representa ese cuantioso monto. “Desde marzo del año pasado, cuando la pandemia irrumpió con toda su fuerza devastadora en todos los rincones del planeta, hasta el 25 de febrero de este año el FMI entregó asistencia a 85 países por un monto global de 105.529,23 millones de dólares”.

El dato es revelador y elocuente. La cifra demuestra como el organismo financiero internacional en el año de la peor crisis económica, social, laboral y sanitaria mundial de los últimos cien años, les otorgó a 85 naciones apenas el doble de dinero que le ofreció a un solo país, Argentina, en una sola operación. Zaiat también recuerda en esta columna que el FMI es un organismo que monitorea discrecionalmente Estados Unidos por ser el mayor aportante de fondos. “El dinero fue entregado al país y el régimen macrista-radical lo dilapidó con obscena impunidad, facilitando una masiva fuga de capitales antes del naufragio”, asegura el periodista en su columna. La maniobra ha sido tan burda que se hace difícil disimularla puertas adentro, al punto tal que las autoridades que reemplazaron la conducción de Christine Lagarde han iniciado una investigación al tiempo que reconocieron públicamente que se trató de un préstamo desmesurado a un país que no estaba en condiciones de devolverlo. Esto dicho a sabiendas que Estados Unidos, a través del FMI, ha utilizado el endeudamiento de las naciones más empobrecidas para direccionar sus políticas económicas en favor de los intereses propios.