En conferencia de prensa realizada esta tarde de viernes en la Ciudad de La Plata el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, coincidieron en señalar que endurecerán el aislamiento dado el repentino crecimiento de los nuevos contagios. Fueron 2.060 en todo el país, en el informe vespertino de este viernes. “No hay dudas que en algún momento vamos a tener que tomar medidas más estrictas”, señaló Larreta (806 casos en la ciudad hoy), mientras que Kicillof ratificó que “si esto sigue así habrá que endurecer las medidas”.

Los gestos adustos de ambos mandatarios y sus declaraciones no dejan dudas que se volverá a la fase 1, la misma que se anunció en marzo con el inicio de la cuarentena. “Le estamos poniendo mucho énfasis al control de movilidad…vamos a ser muy estrictos…vamos a revisarlo este fin de semana”, señaló Larreta para destacar que “esta es una enfermedad que tenemos que trabajar entre todos”.

El AMBA sigue siendo la región más afectada del país y el riesgo de colapso en las terapias intensivas y camas de los nosocomios puede ser una realidad de continuar la tendencia creciente.