Los representantes del FMI que por estos días se encuentran el país, Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne, se reunieron este jueves con el diputado Axel Kiciloff .

El encuentro, que se realizó en el despacho legislativo del ex ministro de economía de Cristina Fernández, se extendió por casi dos horas y tuvo como eje central el rumbo de la economía argentina. Kicillof los recibió con mate, bizcochos de grasa de la empresa argentina Don Satur y dejó en el escritorio, a la vista, un libro cuya tapa es de color rojo y lleva el título “Por que la austeridad mata: el coste humano de las políticas de recorte”, de David Stuckler y Sanjay Basu editado en 2013. La tesis de este libro explica que bajar el gasto público destruye la pobreza porque mata a los pobres.  Según dejaron trascender voceros del diputado y posible candidato a la gobernación bonaerense, la reunión fue muy cordial con intercambio de ideas y explícitos cuestionamientos de Kicillof a las políticas que impone el FMI en nuestro país. Los altos funcionarios del organismo también se reunieron con otros dirigentes políticos como el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey y Roberto Lavagna.