Irlanda entrará en cuarentena casi total durante seis semanas a partir de mañana a la medianoche, en un intento por contener el alza en las infecciones por coronavirus que afecta a toda Europa, anunció el primer ministro, Michéal Martin. Las medidas regirán hasta el 1 de diciembre y llamó a sus compatriotas a unirse en el cumplimiento de las nuevas restricciones para poder celebrar la Navidad.

«No será la misma Navidad que disfrutamos en años anteriores, pero si seguimos el espíritu de estas nuevas reglas, será un momento muy especial y nos dará un respiro de las dificultades de los últimos siete meses», dijo el primer ministro.

El Gobierno irlandés decretó el nivel más alto entre los 5 previstos para hacer frente a la pandemia, con lo que Irlanda se encamina a tener la cuarentena más estricta de Europa.

Las personas deberán quedarse en su casa, y solo podrán hacer ejercicios dentro de un radio de 5 kilómetros de su domicilio.