El vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, lanzo un dato sorprendente en la conferencia de prensa que encabezó Horacio Rodríguez Larreta este sábado, al señalar que los robos descendieron en la ciudad de Buenos Aires un 59% en una comparación interanual. “Tuvimos 4.800 robos en junio del año pasado, este año fueron 2005, lo que representa una baja del 59%”, subrayó Santilli, después de ponderar la tarea del gobierno porteño en un área que él maneja ya que también se desempeña como Ministro de Seguridad de la Ciudad.

El dato sorprende porque se contrapone con lo que es una tendencia mediática en las últimas semanas donde los medios televisivos reiteran con llamativa insistencia brutales asaltos dentro del AMBA, es decir la Ciudad y el Gran Buenos Aires. Los datos que expuso Santilli son certeros, se recuestan sobre estadísticas de denuncias que se realizan a diario, lo que lleva a pensar que la construcción de inseguridad se potencia desde los medios de comunicación muy por encima de lo que lo que las estadísticas señalan. Un año atrás había un 60% más de robos que en la actualidad, un porcentaje que en ese entonces no se correspondía en segundos televisivos relatando dramáticas situaciones delictivas. Los delitos bajaron notablemente mientras la sensación de inseguridad del ciudadano medio creció a contramano de las estadísticas gracias a la multiplicación mediática.