La tasa de desocupación subió de 10,4% a 13,1% en el 2° trimestre de 2020 en relación al período previo; y las de actividad y empleo bajaron de 47,1% a 38,4% y de 42,2% a 33,4%, respectivamente según un informe dado a conocer por el INDEC este miércoles.

En el segundo trimestre de 2020, la tasa de actividad se ubicó en 38,4%, la tasa de empleo en 33,4% y la tasa de desocupación en 13,1%. Estos resultados ref­lejan en gran medida el impacto que tuvo sobre la dinámica del mercado laboral la pandemia por la COVID-19 y las restricciones en determinadas actividades y a la circulación dispuestas por el decreto nº 297/2020, que estableció el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO).

Producto de la dinámica observada en la PEA, en el segundo trimestre se verificó un cambio de composición en la población económicamente inactiva (PEI). Del total de la PEI, los inactivos marginales –quienes no buscaron empleo, pero estaban disponibles para trabajar– alcanzaron el 4,6%, mientras que en el mismo trimestre del año anterior este grupo fue del 0,7%.

En el marco de la emergencia sanitaria, el principal impacto sobre el mercado laboral se verificó en la dinámica de la tasa de empleo (TE), que mide la proporción de personas ocupadas con relación a la población total. El segundo trimestre de 2020 mostró una caída de 8,8 puntos porcentuales (p.p.) frente al primer trimestre del mismo año y de 9,2 p.p. en relación con el segundo trimestre de 2019, impulsada por la menor proporción de personas que pudo trabajar.