El dirigente mediático Yamil Santoro, cercano a la Alianza Cambiemos, se propuso juntar firmas frente a la Legislatura Porteña en apoyo a la plataforma mediática UBER que ofrece traslados de personas y ha sido declarada ilegal en la Ciudad de Buenos Aires.

Santoro intentó acompañar una movida en redes sociales de choferes y usuarios de este servicio que se convocaron para un “ubertazo” a las 18:00 en las puertas del Palacio Ayerza (Perú 160), reclamando que se le permita operar en la Capital Federal. Su objetivo se truncó con la presencia de taxistas que se oponen a UBER, quienes rodearon a Santoro y lo increparon por promocionar la red ilegal. La rápida acción de la policía impidió que las cosas pasen a mayores. “El que no salta es un ilegal” le cantaron al solitario manifestante pro-uber los integrantes de la agrupación taxistas unidos quienes se ufanaron por la falta de apoyo que tuvo la convocatoria de la plataforma mediática.