El Gobierno envió al Congreso un proyecto de ley que tiene por objetivo aliviar la carga tributaria durante dos años a quienes destinen sus ahorros a invertir en el sector de la construcción. Estiman que es una forma de reactivar la actividad en este sector y generar mayor empleo.

«Estos proyectos son fruto del diálogo entre el Gobierno Nacional, el sector privado, los sindicatos, legisladoras y legisladores. Agradeceremos el acompañamiento del Congreso de la Nación en estas iniciativas que contribuirán a una economía más pujante», sostuvo el ministro de Economía, Martín Guzmán, en su cuenta de twitter.

El proyecto plantea exención en el pago del Impuesto a los Bienes Personales para los inversores en la construcción de nuevos inmuebles y un crédito fiscal para computar contra dicho tributo, equivalente al 1% del desembolso efectuado. También diferir los pagos por los impuestos a las Ganancias y sobre Transferencia de Inmuebles hasta al momento de percibir los ingresos por la inversión, adecuando el monto imponible a su evolución en términos reales.