El intendente de Tigre, Julio Zamora, presentó un proyecto de Ordenanza a fin de que colectivos de líneas públicas, por caso el 723, ingresen libremente al complejo Nordelta para garantizar la libertad laboral y el respeto social al personal doméstico.

La marcada discriminación que padecen las trabajadoras se debe a que la empresa de combis (MaryGo), por pedido de los vecinos de los barrios que componen Nordelta, impide que las trabajadoras aborden este transporte. La denuncia la hizo pública el diario Página 12 la semana pasada. La avanzada del intendente cuenta, además de la anuencia de su propio bloque (FR) con el respaldo de Unidad Ciudadana-PJ y no se descarta que Cambiemos se sume al proyecto. El mismo será ingresado este lunes a fin de terminar debatirlo en Comisión para finalmente ser tratada durante la sesión de mañana en el HCD que preside Alejandra Nardí.