Por iniciativa de una ONG de Hurlingham llamada Annanda Cultiva, el Concejo Deliberante local aprobó una ordenanza que faculta al gobierno comunal al cultivo público y comunitario de plantas cuyos derivados podrán ser destinados tanto para la investigación como para el tratamiento de personas que necesiten aceite o derivados, y de manera gratuita. El Municipio deberá disponer de un espacio físico para el cultivo comunitario de la planta de la que se desprende el aceite de cannabis medicinal, utilizado en la actualidad en el tratamiento de múltiples patologías. La ONG está integrada por padres de chicos con enfermedades complejas que realizan tratamientos con aceite de cannabis