El mundo futbolero recuerda este lunes el gol más hermoso de todos los tiempos. Hace 34 años, al compás de la endemoniada carrera de Diego teniendo al arco inglés como indeclinable objetivo, nació aquello de barrilete cósmico, ¿de que planeta viniste?, lanzado poéticamente desde su cabina de transmisión por Víctor Hugo Morales. Argentina venció en aquel mundial jugado en México en 1986 a Inglaterra 2 a 1. Maradona hizo los dos goles, el primero bautizado como la mano de Dios. El segundo quedará instalado por siempre como el mejor de la historia.

Fragmento del documental «Cuerdas y vocales», producido por Telesur.