En la sesión de este jueves la Legislatura porteña sancionó con 38 votos a favor, 7 en contra y 2 abstenciones, la instalación de una planta de tratamientos de residuos secos en el barrio de Saavedra.

El proyecto ya tenía una primera aprobación y pasó por una audiencia pública donde muchos vecinos hicieron escuchar su queja por este proyecto que prevé utilizar el predio delimitado por las calles Holmberg, Deheza, avenida Parque Goyeneche y Arias, para instalar una planta de tratamiento denominada “Centro de separación de RSU Secos Semi-automatizado”.

Los vecinos aseguran que ese lugar está destinado para una plaza y temen que la planta genere ruido, contaminación y un tránsito no adecuado para una zona residencial como se encuentra clasificado el barrio. La legisladora del PRO Victoria Roldán Méndez fue la miembro informante. En sus argumentaciones  señaló, “elegimos esta zona porque el polígono cumple con una serie de características que lo convierten en un espacio estratégico: por su cercanía con arterias especiales para transporte de carga y con los accesos a la Ciudad”. El legislador de Unidad Ciudadana, Javier Andrade se preguntó porqué no se utilizó el predio del Tiro Federal, tal como se planteó en su momento. Por su lado el titular de la bancada oficialista Agustín Forchieri se encargó de remarcar la capacidad de producción que tendrá la nueva planta explicando que “la basura pasa de ser un problema a ser un recurso. Esta nueva planta semi-automática producirá 10 toneladas por horas, cuando hoy los centros verdes producen 7 toneladas por día. Hablamos de residuos secos que son los que los vecinos separan en su domicilio”.