Por pedido de Cristina Fernández el próximo jueves (10:30) será televisada la audiencia convocada por la causa dólar futuro. La Cámara Federal de Casación Penal autorizó la transmisión en directo pedido que había presentado el abogado de la Vicepresidenta, Carlos Beraldi. Se trata de una audiencia previa a resolver pedidos de sobreseimiento en el caso por inexistencia de delito está convocada para el próximo jueves.

«En lo que respecta a la trasmisión en directo de la audiencia por los medios periodísticos que así lo requieran, y a fin de garantizar la publicidad del acto, corresponde hacer lugar al pedido efectuado», decidió el presidente de la sala I de Casación, Daniel Petrone, en una resolución a la que tuvo acceso y difundió este martes la agencia oficial Télam.

En el mismo despacho también se anuncia que el Tribunal rechazó el pedido de la actual vicepresidenta para que la audiencia sea presencial. Se hará «de modo virtual y remoto» a raíz de la «emergencia sanitaria declarada ante el avance del coronavirus» comunicaron desde Comodoro Py 2002. «Esta ha sido la modalidad que siguió esta Cámara desde el inicio de la pandemia permitiendo así el ejercicio del derecho de defensa de las partes en dicho contexto», se agregó en la resolución. Esta determinación del Tribunal podría significar la no presencia de Cristina Fernández en esta audiencia atendiendo a lo manifestado por su abogado Baraldi señalando: «Si el acto no se lleva a cabo de manera presencial, mi parte no tomará intervención en la diligencia. Ello así, pues lo contrario importaría consentir una más de las innumerables violaciones al derecho de defensa en juicio que ya tuvieron lugar en este vergonzoso proceso».

Los jueces de la sala I del máximo tribunal penal federal escucharán a la expresidenta y al gobernador bonaerense Axel Kicillof, quienes piden ser sobreseídos en el caso que ya fue enviado a juicio oral. También pidieron estar presentes para el trámite los procesados exdirector del Banco Central Alejandro Vanoli y su exvicedirector (y hoy a cargo del BCRA) Miguel Angel Pesce.

La causa se inició por una denuncia de diputados del PRO en octubre de 2015, quienes sostuvieron que entre agosto y noviembre de 2015 el Banco Central cerró contratos a «dólar futuro» con los cuales se habrían ejecutado supuestas maniobras anómalas.