El ministro de Economía, Martín Guzmán auguró que «el 2021 será un buen año en la medida que ceda la pandemia». En una entrevista con el portal Infobae aseguró también que el Gobierno no puede sostener «un desendeudamiento de golpe de las empresas privadas con las reservas del Banco Central». En esa misma dirección sostuvo que «cada empresa hace lo más barato: tener financiamiento en pesos y comprar dólares al tipo de cambio oficial. El problema es que, si todos hacen lo mismo, no se puede: el país se queda sin reservas”, aclarando que aquello que se les da a las empresas es “acceso al 40% de vencimiento de capital de deuda por monto superior de un millón de dólares, si es que quieren amortizar capital».

En cuanto a la cotización de los bonos argentinos tras el acuerdo alcanzado con los acreedores privados, indicó que al momento de salir al mercado «tuvieron una tasa de descuento más baja, pero subieron en el contexto de las medidas que se anunciaron la semana pasada».

Finalmente, el titular de la cartera económica afirmó que «el país tiene la posibilidad de crecer en lo inmediato con el impulso de la demanda. Luego, lo que necesitamos para evitar caer en los problemas típicos de la inestabilidad argentina, los problemas de la balanza de pagos, es que la capacidad productiva exportable también vaya creciendo».