Lo dispuso la justicia, en el marco de la feria judicial, tras realizar una audiencia por diversas infracciones al Código Penal de un hombre de 23 años en perjuicio de un menor de 11.

El imputado, de nacionalidad argentina, con estudios secundarios completos, profesor de artes marciales, y personal trainner, estuvo chateando con el menor a sabiendas de su edad. Lo hizo con conversaciones de alto contenido sexual. El padrastro del niño se dio cuenta de la situación y sigió chateando él haciéndose pasar por el menor. Constatada las intenciones del abusador, efectuó la denuncia.

El juez interinamente a cargo del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas n.° 25 de la Ciudad de Buenos Aires, Norberto R. Tavosnanska, dictó la prisión preventiva, para a un hombre de 23 años, por el plazo de 90 días hábiles al entender que hubo intento de abusar sexualmente de un niño de 11 años de edad. Para convencerlo de un encuentro sexual lo contactó y le envió durante un lapso prolongado de tiempo desde el 20 de enero de 2020 en horas de la tarde hasta el domingo 26 de enero de 2020, mensajes a través de la red social Instagram. Advirtió que «en el caso, la magnitud de la pena podría no ser de ejecución condicional». Y añadió que «para la fiscalía se encuentra probado el delito de Groming».