Las garitas elevadas se van multiplicando en la Ciudad. Se trata de Torres de Vigilancia Móvil (TVM), a cinco metros de altura, desde las cuales los oficiales podrán monitorear la actividad de distintos puntos neurálgicos de la Capital.

Son puestos blindados que cuentan con presencia policial durante las 24 horas del día y están equipados con un centro de comando con pantallas, cámaras domo con visión infrarroja de 360 grados. Además, están conectadas al Centro de Monitoreo Urbano, donde 120 operadores analizan en tiempo real imágenes de distintas zonas de la ciudad. La ciudad las incorporó en febrero (Avenida 9 de Julio) y en los últimos días se incorporó una en Perú y Avenida de Mayo (foto).