Datos oficiales del Ministerio de Producción y Trabajo conocidos en las últimas horas dan cuenta que el empleo registrado cae y se precariza. En mayo, se contabilizó un total de 12.084.200 trabajadores registrados, 217.100 menos que doce meses atrás, lo que implicó un retroceso interanual del 1,8%. El 78% (168.700) de los puestos perdidos durante el último año eran de calidad. A quienes desarrollan tareas independientes tampoco les fue bien, los registros oficiales contabilizan 29.000 monotributistas menos. El único sector que incorporó trabajadores formales fue el público (26.200) y las casas particulares (16.100).