Es un deportista tiempo completo, que también estudia. En pandemia, transitando “el nuevo mundo” redefinió objetivos y no detiene su marcha. La historia de Franco Florio es singular, no sólo porque con 20 años realiza dos deportes en el alto rendimiento, sino porque se destaca en ambos: atletismo y rugby.

Posee el récord argentino Sub 20 en 100 metros, con una marca de 10s51, y formó parte del seleccionado argentino de Seven. “En mi vida conviven los dos deportes y los hago compatibles, aunque a veces reconozco que por las características de cada uno no es tan así. Pero es lo que elijo”, le comentó a deportes.gov.ar.

“La vuelta al CENARD se disfruta. La verdad que hoy la pista está impecable y se entrena cumpliendo con todos los protocolos. En cuarentena aproveché para usar el gimnasio que en época de competencia es complicado por mi caso particular. Mis próximos objetivos están claros: el Nacional de Mayores, el Panamericano U23 de Cali y la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio”, sintetizó el joven atleta, quien además se desempeña como wing en Belgrano Atlhetic.

Además, en este tiempo de pandemia, Florio también aprovecha para estudiar y aprobar mediante el Zoom las materias de Comercio Internacional: “El estudio es fundamental, más allá de que después uno se dedique o no a desarrollar lo que estudió en el campo, es un acompañamiento importante porque se trabaja la cabeza, se aprenden cosas nuevas en forma permanente y se suma vocabulario. Tener un título universitario no es lo mismo que no tenerlo. El estudio es algo que siempre tengo muy presente, sé que tarde o temprano el deporte se corta”.

“La peor parte de la cuarentena costó, pero logré pasarla muy enfocado con el entrenamiento y el estudio. Siempre busco la parte positiva de todo, fue un obstáculo que hubo que sortear”, completó Florio, campeón del Nacional de Mayores en atletismo y también hombre del rugby: debutó en los Pumas 7s con 18 años en el Circuito Mundial de Las Vegas y Vancouver. En la pista y en la cancha corre para adelante, igual que en la vida.