Merecido reconocimiento recibieron este lunes Cacho Fontana y Héctor Larrea, quienes fueron homenajeados colocando dos baldosas con sus nombres en la puerta de Radio Nacional.

Dos de los más grandes íconos de la radiofonía argentina estuvieron presentes en Maipú 555 contando sus sentimientos y muchas historias relacionadas con su larga trayectoria al frente de un micrófono. El homenaje se desarrolló minutos antes de una asamblea de trabajadores que denuncian el vaciamiento de la emisora y salarios que han quedado, en el 2018, 35 puntos por debajo del índice inflacionario anual. Por este motivo este martes los trabajadores han planteado una jornada de protesta instalando una radio abierta que funcionará en el mismo lugar donde hoy fueron homenajeados Fontana y Larrea, de 10:00 a 16:00.