Físicos de Argentina y Alemania generaron por primera vez un nuevo tipo de láser de sonido o “sáser”. Lo hicieron a partir de experimentos con polaritones en estados cuánticos llamados “condensado Bose-Einstein”. Se trata de un desarrollo experimental que abre el camino para potenciales aplicaciones en las áreas de la computación cuántica, las comunicaciones y la salud.

La información fue difundida por la Comisión Nacional de Energía Atómica (foto) señalando que los experimentos fueron realizados en el Laboratorio de Fotónica y Optoelectrónica de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), a temperaturas de 5 grados Kelvin (268 grados centígrados bajo cero). El principal resultado alcanzado fue la demostración de una generación de sonido “sáser” de muy alta frecuencia o “hipersonido”, inaudible para el ser humano.

“El sonido producido es de muy alta frecuencia, unos 20GHz. es decir, del orden de un millón de veces más alta frecuencia de lo que los humanos podemos escuchar”, señala el director del proyecto con sede en el Centro Atómico Bariloche (CAB) Alejandro Fainstein: Vale recordar que el límite audible para los seres humanos es del orden de 20kHz.

Los físicos argentinos que realizaron este descubrimiento son egresados y docentes del Instituto Balseiro e investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Laboratorio de Fotónica y Optoelectrónica de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y en el Instituto de Nanociencia y Nanotecnología (CNEA-CONICET). Sus pares alemanes trabajan en el Paul-Drude-Institut de Berlín. La colaboración fue financiada por los ministerios de ciencia de ambos países.