El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, anunció este lunes que el Gobierno creará un fideicomiso como alternativa para que el Programa de Participación Público Privada (PPP) no terminen solo en buenas intenciones. “Los bancos le van a prestar, y el fideicomiso será el encargado de efectuar desembolsos para prestar el dinero a las empresas”, dijo el funcionario en conferencia de prensa. Estuvo flanqueado por varios funcionarios, entre ellos el presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, quien anticipó que «el banco está comprometido con el éxito del proceso de obras públicas. Para ello, aportaremos entre 200 y 300 millones de dólares a este fideicomiso, en condiciones de mercado». Ante la insistencia de los periodistas en saber si las empresas involucradas en la causa de la fotocopia de los cuadernos, que lleva adelante el polémico juez Claudio Bonadío, el ministro Dietrich aseguró que «no hay favoritismo, hay licitaciones transparentes. Estamos exigiendo políticas muy rigurosas de ética y transparencia a cada una de las empresas». Ante la repregunta sobre el mismo tema los funcionarios buscaron separar las personas de las empresas, aunque lleven el mismo apellido. Evadieron responder precisiones, por ejemplo, si esas empresas seguirán siendo beneficiarias de la obra pública después de la confesión de las coimas y la posibilidad cierta de ser declaradas evasoras impositivas.